fonasa

Fonasa

El sistema de salud uruguayo es conocido por su abreviatura Fonasa, el término español “Fondo Nacional de Salud“. Fue creado por el gobierno del Frente Amplio en 2007 con el objetivo de dar derecho a todos los empleados y pensionistas a la atención médica fuera del sistema de salud pública. El sistema público seguiría siendo gratuito, pero se reservaría para los que estuvieran fuera de estas amplias categorías.  Fuente:  https://devolucionfonasa.com

La devolución Fonasa

Las últimas cifras del gobierno indican que actualmente hay 2,5 millones de personas registradas en Fonasa, de una población total de poco más de 3 millones. Esto significaría que sólo quedan 500.000 personas que utilizan el sistema público o que tienen que pagar la cantidad completa por la atención médica privada.

fonasa

¿Quién tiene derecho a la cobertura de salud privada de Uruguay en Fonasa?

Todos los empleados legalmente registrados que trabajen al menos 13 días al mes o más de 104 horas al mes.
Todos los registrados como comerciante individual (“Unipersonal”) incluyendo la subcategoría de “Monotributistas” para empresas muy pequeñas. Los expatriados autónomos entran en esta categoría. Todos los empleados públicos. Todos los que reciben una pensión estatal en Uruguay.
La cobertura se extiende a todos los miembros de la familia menores de 18 años y mayores de 18 años si están registrados como discapacitados.
Mutuas de salud, por ejemplo, la Casa de Galicia. Son organizaciones propiedad de los miembros afiliados. Si se inscribe en una de ellas, tendrá derecho a asistencia sanitaria gratuita. Tenga en cuenta que la parte “gratuita” significa el acceso al paquete básico de atención médica y habrá un extra para pagar por una mejor atención.

Mutualistas

Proveedores privados de atención médica, por ejemplo, el Hospital Británico. Al inscribirse en uno de estos tendrá derecho a un descuento en su cuota mensual. El descuento es de alrededor del 90%, pero varía según el salario.
Compañías de seguros privadas, por ejemplo Blue Cross y Blue Shield. Estas aseguradoras usan cualquiera de los proveedores de salud privados dependiendo del problema médico particular. De igual manera, si te inscribes en una de ellas, tendrás un descuento similar en la cuota mensual.

Existe una escala de contribuciones a pagar por los empleados (los empleadores también tienen que hacer una contribución diferente por separado) dependiendo de su situación familiar:

Informando a tu proveedor de salud que quieres los beneficios del plan Fonasa. Te darán los formularios necesarios para que los llenes y los proceses. Normalmente toma de dos a tres meses para que las deducciones surtan efecto.

Las consecuencias de la reforma sanitaria de 2007 en la sanidad privada de Uruguay
Según las cifras del gobierno, más de un millón de personas pasaron del sistema público al privado como resultado del plan. Visto únicamente de esta manera el esquema sería un éxito masivo. Las pruebas anecdóticas sugieren que parte de la atención prestada por las mutuas de salud deja mucho que desear porque se ven obligadas a ofrecer efectivamente la atención de la salud a una tarifa fijada por el gobierno que no cubre sus costos.

Por lo tanto, tienden a recuperar la diferencia cobrando por otros servicios fuera del “paquete básico”. Hay más tiempo de espera para ver a los especialistas que antes, pero los tiempos de espera son manejables y cualquier emergencia se pone en primer lugar en la lista, con por ejemplo, los pacientes de cáncer que reciben tratamiento prácticamente de inmediato.

La evidencia anecdótica sugiere que el sistema público ha mejorado también porque tiene que atender a menos gente y además el gobierno ha gastado más dinero en él para mejorar la infraestructura, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *